junio 20, 2012

Colosio. El asesinato: ¿un voto contra el PRI?

¿Se puede ver Colosio. El Asesinato y aún así votar por el PRI el ansiado domingo 1º. de julio? En México todo es posible. El cinismo. El valemadrismo. La vista gorda. La impunidad. El crimen de Estado. El olvido. ¿La reinvención? ¿La regeneración? ¿La modernización? Ya veremos.

La película de Carlos Bolado es oportuna, correcta, trepidante, envolvente y muy provocadora. Provoca, sí, el análisis, la crítica y la reflexión. Sin duda es un elemento más, totalmente válido –en medio de la propaganda, del inclemente espoteo, de los linchamientos entre tirios y troyanos en las redes sociales- en pos de un voto informado. Bien contextualizada, precisa en los deslindes, reconoce abiertamente, de entrada, que es una ficción a partir de hechos reales. La cinta regresa bien en el tiempo y muestra la amalgama de conflictos de aquel hervidero de pugna política, de inquietud social (firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en Chiapas, y estira y afloja entre grupos de poder, los “científicos” y los “políticos”, por solo mencionar algunos).

A la par de la exposición de diversos hechos tomados de la historia, corre la microhistoria de Andrés (José María Yazpik) y Verónica (Kate del Castillo), un investigador policiaco y su esposa, periodista radiofónica, que quieren embarazarse sin dejar de actuar en la peculiar circunstancia. Es asombroso, en verdad, el trabajo de Hugo Rodríguez, Miguel Necoechea y Carlos Bolado, quienes vierten en el guión muchos pasajes relevantes del abultado informe de la fiscalía del 2000, que reunió más de tres mil páginas. Es admirable el oficio y la buena factura cinematográfica de Bolado, quien consigue uno de los mejores thrillers en la historia del cine mexicano, un ameno ejercicio de suspense; cine comercial, entretenido, que plantea interrogantes necesarias, que ofrece una perspectiva de la historia reciente.

¿Y qué decir de la sobresaliente dirección de actores y del certero casting? Daniel Giménez Cacho, haciendo gala de una muy creíble perversidad, de un acendrado maquiavelismo, encarna con brillantez al hombre de confianza del presidente, a su jefe de oficina, a su brazo derecho. Una actuación que merece un Ariel, y mucho más.

Como toda buena ficción, este thriller político termina diciendo mucho, tanto o más que la realidad misma. Personajes parecidos a José María Córdoba Montoya, a Raúl Salinas de Gortari, a los hermanos Ruiz Massieu, a Carlos Hank González, a Fernando Gutiérrez Barrios, a Pedro Aspe, y a Manuel Camacho Solís ilustran muchos usos y costumbres del Partido de la Revolución Institucionalizada, de la clase política mexicana toda.

¿Se puede votar por el PRI después de ver Colosio. El asesinato? Se debe votar. Y mantenerse despiertos, memoriosos, atentos. Gane quien gane. –Jordi Torre.

Te recomendamos:

3 comentarios a “Colosio. El asesinato: ¿un voto contra el PRI?”


  1. antonia

    Creo que es una pelìcula de propaganda polìtica en contra del PRI, igual que con Kennedy, aùn no quedan conformes algunos, yo sì. Me doliò la injusta muerte de Colosio y el asesino està en la carcel.

    Responder

  2. Efraín Klerigan

    La película es publicidad propanista que olvida olímpicamente el nexo de los Arellano con el que era gobernador de Baja California, Ernesto Ruffo y su equipo. Ignora la mano de la CIA con nexo con Aburto, Córdoba, Sánchez Ortega y los homicidios de testigos posteriores. Tampoco recuerda las similitudes de este homicidio con el de Bob Kennedy.

    Responder

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>