abril 24, 2012

Girls: las nuevas chicas del vecindario

HBO se ha ganado un lugar en el corazón de los televidentes: series como Game of Thrones, Boardwalk Empire o True Blood podrán hablar por sí mismas. El estreno de Girls, escrita y protagonizada por Lena Dunham (que quizá recuerden por Tiny Furniture), sobresale por ser más complaciente a lo que HBO ha acostumbrado.

Hannah Horvath es una chica de 24 años, vive en Nueva York, es escritora, english major y becaria (¿voluntaria?) en una editorial que publicará su primer libro. La primera escena altera la vida de Hannah y da pie a la serie: es hora de que Hannah encuentre un trabajo que pueda mantenerla, pues sus padres dejarán de apoyarla. Es una premisa suave y verdadera. No sé si Lena Dunham tuvo que pasar por algo similar (dudo), pero Dunham capturó bien ese primer y verdadero paso que es crecer.

El resto del episodio flotó en un aire espeso. No hubo ninguna especie de transición rápida, las situaciones se mostraron bastante predecibles y el resto de los personajes se encuentran en el mismo lugar que Hannah, la búsqueda eterna por saber en qué se convertirán. La trama, sencilla y superficial en ocasiones, no es mala. Al contrario, la fuerza de Girls se encuentra en ese aire a bildgunsroman contemporáneo y cotidiano. Soy tu fan (la adaptación mexicana) sigue una fórmula parecida, jóvenes veinteañeras en busca de realizarse profesional y personalmente, pero no suena creíble. La ficción no tiene que creíble, sin embargo es la mayor virtud de Girls. 

La vida en Nueva York y qué significa vivir en la ciudad es otro aspecto que me gustó bastante. Dunham tiene una influencia clara de Woody Allen, con un ojo en la otra gran serie neoyorquina del momento (How I Met Your Mother). El tratamiento de la ciudad irá evolucionando y, seguro, será más cercano al estilo del mejor Woody Allen que a series como Sex and the City, Friends o la misma How I Met Your Mother. Sólo queda disfrutar el ingenio y el carisma innegable de Dunham. —Joaquín Guillén Márquez (@joaguimar)

Te recomendamos:

3 comentarios a “Girls: las nuevas chicas del vecindario”


  1. Esteban Illades

    Primero: creo que no se puede reseñar una serie de televisión a partir de un capítulo. En especial a partir de un piloto. Se sabe que los pilotos son programas para establecer personajes, para intentar cosas, vaya, para ver qué funciona y qué no. Es como reseñar una obra que está en pre-estreno. También se corre el riesgo de generalizar, como ocurre en este caso.

    Si el autor se esperara al segundo capítulo, vería que el contenido dista de ser “superficial”. Incluso en el piloto, en la premisa, podemos ver los inicios de una situación fuerte: en Estados Unidos, al menos, es una crisis severa la que viven los graduados de universidad. Gran parte no encuentra trabajo, muchos tienen deudas por préstamos y la mayoría, como el caso del personaje de Dunham, tienen conflictos existenciales sobre el futuro. Viven bajo esta noción de que las cosas saldrán bien por sí solas, de que lo que tienen que decir le importara al mundo, de que serán “especiales”, cuando en realidad ni sus propios padres lo piensan.

    Quedarse sin trabajo y sin fondos en un mismo día no es algo “suave”.

    Comparar “Girls” con “How I Met Your Mother” es un sinsentido. Lo mismo que con Woody Allen (empezando porque son dos formas distintas, cine y tele). Lo único que tienen en común los tres es que sus historias transcurren en Nueva York. “How I Met Your Mother” es un sitcom -relativamente bueno dentro de su género- y por lo tanto funciona bajo un concepto distinto. Tiene risas enlatadas. Aspira solamente a entretener. Al menos en los primeros tres capítulos de la serie, “Girls” va más allá. Los personajes no están hechos para ser queridos, para que alguien se identifique con una frase -”Le-Gen-Dary!”-; este tipo de series no se resuelven en cada capítulo e inician un nuevo problema en el siguiente.

    El autor también ignora por completo las relaciones de los personajes centrales con el resto del mundo y sus minucias. Me parece que el tratamiento “superficial” proviene de la reseña misma. Por poner un ejemplo: la relación entre Hannah y su pareja (¿Novio? ¿Free? Ni siquiera sabemos bien), o la relación entre Marnie y el suyo -perfecta en teoría, complicada y desigual por dentro. En la vida de los jóvenes estadounidenses existe esta idea de la dualidad perfecta: tienes un trabajo y una pareja y con ello serás feliz. Pero la pareja de Hannah es un cerdo absoluto, alguien que la maltrata y la usa, pero que Hannah, por motivos que ella no quiere -o no sabe- explicarse a sí misma sigue atraída a él. Parece anclada al tipo porque a veces muestra interés. Como si fuera mejor estar con alguien por el hecho de estar con alguien a estar sola.

    Concluye con que lo que hay que disfrutar es el “carisma innegable” de Lena Dunham. Al contrario: los personajes de “Girls” son todo menos carismáticos; incluso son odiosos. Uno se relaciona con ellos no porque sean atractivos, sino porque sus fallas están ahí, claramente visibles e incluso a veces sobrepuestas a las virtudes. Cuando Hannah hace un chiste en su entrevista de trabajo -segundo episodio-, la reacción inmediata es “la cagaste”. Genera un repele al público, al empleador, a ella misma. Lo llevó demasiado lejos. Es ligeramente patética.

    En cuanto a la reseña en sí, me parece que es de baja calidad. El primer párrafo es un lugar común con ideas inconexas: que una serie se gane el lugar en el corazón de los televidentes no implica que sea buena o mala. Incluso si “Girls” fuera algo del calibre de “The New Adventures of Old Christine” o algo igual de mundano, podría tener público fiel.
    Que algo “hable por sí mismo” no quiere decir nada en este caso: ¿Por qué se ganaron el esa distinción?

    Tampoco queda claro, por su uso del lenguaje, si le gustó o no. ¿Cómo puede ser algo “suave”, “sencillo”, “superficial” y “espeso” al mismo tiempo?

    El autor tampoco parece haber puesto atención a la trama. En ningún momento se habla de que su libro vaya a ser publicado, Hannah tiene la ilusión de que su jefe vea el texto, pero jamás se infiere de lo que dice ella, o de la serie misma, que sea algo que vaya a suceder.

    Se menciona “Soy tu fan” como “adaptación mexicana”. ¿Cómo puede ser adaptación si precedió a “Girls”? ¿Adaptación de qué? También usa el término “bildungsroman” y lo escribe mal. En otra parte del texto faltan algunas palabras. Parece que no le dio una leída antes de oprimir el botón de publicar.

    Sobre la relevancia cultural de “Girls”, le recomendaría leer a Troy Patterson en Slate:
    http://www.slate.com/articles/arts/culturebox/2012/04/lena_dunham_s_girls_on_hbo_a_voice_of_a_generation_.html

    Saludos.

    Responder

  2. jgm

    Hola Esteban,

    Creo que nunca dije que mi texto es una reseña de toda la serie. Como dices, eso no se puede hacer a partir de un episodio -y menos de un piloto. Hay que ver a Girls como lo que es ahora: sólo una promesa.

    El segundo episodio no es tan diferente al primero. Pienso que las protagonistas (menos Hannah, curiosamente) crecen en personalidad, pero las situaciones siguen sintiéndose muy flojas. Sé -por cuenta propia- que encontrar trabajo después de la universidad no es fácil y que las crisis existenciales son, también, muy comunes. La superficialidad de Girls está ahí: Hannah es -era- una chica mimada, al igual que sus amigas. Clase media alta, aun sin trabajo.

    Mencioné a Woody Allen y How I Met Your Mother porque en serio creo que Girls es sobre New York. Dunham parece tener un ojo en la crónica y en la vida diaria, hay una ciudad atrás que determina las emociones de quienes la habitad. Lo mismo sucede con las películas neoyorquinas de Woody Allen y con HIMYM (sitcom y todo lo que se quiera, es una serie con una narración de lo más interesante).

    Disculpas por los errores de dedo, esta vez no hice un chequeó bueno.

    Responder

  3. maria

    Creo que una serie como esta ya hacia falta, el papel que juegas las mujeres en la sociedad actualmente da mucho de que hablar y no hay una serie que se enfoque a este segmento, vi el piloto de girls y creo que la serie es buena y no hay que dar comentarios adelantados estamos hablando de un primer capitulo que puede sorprender a muchos, como hasta ahora lo han hecho las series de este canal.

    Responder

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>